RESEÑA

A mediados del año 2012, un grupo de amigos en su mayoría oriundos de Zapatoca, decidieron comprar o unir sus predios con el propósito principal de proteger y restaurar los ecosistemas, motivados por el deterioro de los recursos naturales del municipio y la problemática ambiental mundial cada vez mayor.

A la fecha se cuenta con un total de ocho familias que hacen parte de esta iniciativa algunas de ellas ya establecidas en sus predios y los demás con proyección de hacerlo, para lo cual se hace necesario conciliar las actividades de conservación con la implementación de proyectos productivos que permitan la residencia continua, el disfrute y la vigilancia constante de estos predios con el objetivo de ampliar las áreas de conservación y así crear corredores naturales que permitan el libre tránsito de las especies nativas de estos ecosistemas.

En agosto de 2015, el Concejo Municipal de Zapatoca aprobó el Acuerdo No. 12, por el cual la palma de cera (Ceroxylon quindiuense) y el oso andino (Tremarctos ornatus) son declarados como especies patrimoniales del municipio de Zapatoca «, especies de gran valor A nivel nacional para ser reconocido como el árbol nacional de Colombia, y como la única especie de oso que vive en América del Sur. Acuerdo que fue impulsado por el Sr. Reynaldo Díaz y  la RENAZ para crear una figura de protección del área donde se encuentran tanto la palma como el oso andino, zonas que han sido altamente degradadas y utilizadas como pastizales para el pastoreo de ganado. Algunas de estas áreas ahora están dentro de las reservas protegidas de propiedad privada y la meta a largo plazo es restaurar estas tierras degradadas y aumentar el rango de hábitat de especies endémicas y vulnerables en la región. Aparte de las dos especies emblemáticas, la restauración de estos bosques también ayudará a otras especies endémicas de fauna y flora de la región, incluyendo orquídeas, murciélagos y aves como el colibrí negro (Coeligena prunellei).Algunas de las actividades con fines productivos han estado relacionadas con la apicultura, los cultivos orgánicos, la educación ambiental a través de visitas guiadas y procesos de bienestar en contacto con la naturaleza; actividades que se han realizado cada una en diferente reserva a pequeña escala y como prueba piloto con el objetivo de compartir experiencias entre los miembros de la red.